¿Quieres conocer la Historia del actual Vigilante de Seguridad? 7


Aquí te presento una pequeña biografía de la figura que hoy conocemos como Vigilante de Seguridad. Datos curiosos que reflejan la importancia que ha tenido y tiene en la sociedad en la que vivimos. En esta era digital sigue siendo imprescindible el factor humano que ofrezca protección, seguridad y confianza. Cada vez mejor formados y especializados, el personal del Sector de la Seguridad Privada es un complemento y colaborador insustituible de la Seguridad Pública.

La Guardia Civil fue fundada el 28 de Marzo de 1844 y cinco años después ya existían los Guardias Jurados, por una Orden del Rey y de su Real Reglamento (fue un ocho de noviembre del año de 1.849), se crearon los primeros Guardas Jurados. Estos debían ser:

“hombres de buen criterio y prestigio entre sus gentes, que cuidaran como suyo lo que era de los demás y en los campos existe, pues no cuanto hay en el campo es de todos”

Pero incluso antes de estos primeros Guardias Jurados ya existían organizaciones que velaban por la seguridad y que no dependían del Estado, como podrían ser; el Somaten, los Fusileros Guarda Bosques Reales, La Santa Hermandad. A la Santa Hermandad pertenecía un grupo de hombres que recorrían todos los caminos persiguiendo y castigando a la gente que había robado o hecho algo fuera de la ley. Tenían poder para juzgar y castigar, y eran temidos y respetados. Fue instituida en las Cortes de Madrigal de 1476 (siglo XV), unificando las distintas Hermandades que habían existido desde el siglo XI en los reinos cristianos. Es, posiblemente, el primer cuerpo policial realmente organizado de Europa.

EL SOMATENEl Somaten era una institución catalana y aragonesa de carácter parapolicial. En sus inicios un cuerpo armado de protección civil, separado del ejército, para defensa propia y la de la tierra. Sus inicios provienen del sacramental, cuyos orígenes se encuentran en las recopilaciones efectuadas por las Cortes de Cataluña en 1068. (En la fotografía se refleja un episodio de su participación y ayuda clave en la Guerra de La Independencia)

 

 

 

Los guardas jurados de campo estaban primeramente bajo la dirección e inspección de los alcaldes, a quienes debían presentar informes. Cada municipio establecía su uniformidad, si bien todos debían llevar una bandolera de cuero ancha, en la que se clavaba la placa de GUARDA DE CAMPO y el nombre del municipio.

Pero por adaptación de la norma, mediante Real Orden del Ministerio de Fomento, de Guardería Rural de 9 de Agosto de 1.876 (Gazeta de Madrid del 12 de Agosto), bajo el reinado de Alfonso XII, estos quedan bajo la dirección de la Guardia Civil. Los Guardas de Campo pasan a llamarse Guardas Jurados.

El Guarda Jurado actuó desde 1.876 en estrecha colaboración con el cuerpo de la Guardia Civil, ganándose a pulso una bien merecida imagen de vigilante fi el, recio, duro, un hombre que no tenía miedo, que colaboraba en todo con la ley, y con duras cualidades y fuerte motivación.

CREDO DEL GUARDERIO

CREDO DEL GUARDERIO

El propietario de las tierras a custodiar tenía que proponer su nombramiento al Alcalde, y el Guarda Jurado no actuará como tal hasta que haya informes favorables de la Guardia Civil y jure ante el Alcalde, quien expedirá su nombramiento. Todos los Guardas Jurados se inscriben en un Registro que lleva la Guardia Civil.

Tenía licencia para detener, o si fuera el caso, disparar y matar en defensa de las vidas y propiedades a él encomendadas, como agentes de la autoridad; todo ello bajo supervisión y control de la Guardia Civil. Así lo establece el art. 102, que también le obliga a cooperar en todo con la Guardia Civil. Siempre juraron (de formas distintas según las épocas) proteger los intereses puestos bajo su custodia, con lealtad al poder establecido.

Uno de los primeros Guardia Jurados que oficialmente se constituyen fuera del ámbito rural, podríamos considerarlo en la figura del famoso sereno, que vestía un uniforme similar al de la policía gubernativa franquista, portaba porra de palo de más de 50 Cm, un farolillo o linterna, y un chuzo de punta, que era como una especie de lanza de poco menos que metro y medio terminada en un punzón afilado. Portaba gorra de plato gris, con banda roja, e insignia del águila del escudo de Franco.

Además, un enorme manojo de llaves, que abrían todos los portales donde este buen señor cumplía con sus obligaciones en el barrio.

Pero las cosas cambiarían, debido al buen resultado que daba el sereno, este daría paso al Guardia Jurado destinado a la protección de las grandes industrias y durante la dictadura se crea un decreto ley que las autoriza a crear para su uso interno un cuerpo de seguridad. Las primeras industrias con capacidad para ordenar este tipo de Guardia Jurados eran las empresas petrolíferas. Así, es CAMPSA quien en España forma el primer cuerpo privado de Guardia Jurados Armados con el famoso chopo, revólver y cinturón de balas.PLACA GUARDA

La primera reglamentación de nuestros días del Vigilante Jurado la podemos encontrar dentro de las entidades bancarias mediante el Decreto del Ministerio de la Gobernación de 4 de Mayo de 1946, publicado en el B.O.E. 130.

En nuestra actual época de la Democracia se utilizó la siguiente forma de juramentación:

¿Jura o promete por su conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de Vigilante Jurado con lealtad al Rey, y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado?PLACA VJ

A mediados de los 70 aparecen más empresas, desaparece el franquismo, entra la democracia y el Rey, y las leyes cambian. Es el principio del final del Vigilante Jurado y su carácter de agente de la autoridad. Es una época algo ambigua, porque todavía se tiene autoridad, pero ya se empieza a notar que la gente comienza a no temer y a perder el respeto por esta figura. Paradójicamente, empieza a extenderse su uso, a través de las empresas de seguridad, en centros comerciales, urbanizaciones y otros ámbitos. Por otra parte, es más o menos por esta época cuando la Policía Nacional viste de marrón dejando el famoso uniforme gris, y es cuando se empieza a notar muy suavemente que la policía ya no le da tanta importancia al Vigilante como tenía antes.

Con el refuerzo de los cuerpos policiales, la seguridad privada pierde protagonismo, y el hecho de que estuviera muy vinculada a personas del régimen franquista, da cierto miedo a quienes creen que puedan ser usados como ejército privado al servicio de ideales derechistas. Además, el vigilante ya no es tan importante dentro de la cadena de autoridades públicas, incluso se comienza a plantear (especular) con la posibilidad de que deje de serlo.

Y es lo que años más tarde pasaría: dejaría de ser autoridad y eso repercutirá notablemente en su capacidad eficiente para lograr persuadir al público. Eso ocurre con la Ley de Seguridad Privada (LSP) de 1.992, primera norma de rango legal que regula el sector.

La LSP de 1992 no contempla, por primera vez en casi siglo y medio, el carácter de agente de la autoridad; separa la habilitación de vigilante de la licencia de armas (antes era algo conjunto, y quien no aprobaba la licencia no podía ser vigilante jurado); crea las especialidades de escolta privado y de vigilante de explosivos, así como las fi guras de los Jefes de Seguridad y los Directores de Seguridad; y sigue manteniendo, ahora como otra especialidad del VS, los guardas de campo, con las variantes de pesquerías marítimas, caza y piscifactorías. Amplía la formación, mediante desarrollo reglamentario, que debe recibir el Vigilante de Seguridad (VS), tanto la inicial como la continua; y se reglamentan también los centros de formación en seguridad privada. Por primera vez se deja de depender de la Guardia Civil (salvo en materia de armas, explosivos y los guardas de campo), pasando a depender del CNP.VIGILANTE DE SEGURIDAD

El CNP (Cuerpo Nacional de Policía), con su estructura y denominación actual tiene su origen directo en la Constitución de 1978, donde se le consagran dos misiones básicas: «proteger el libre ejercicio de los derechos y libertades y garantizar la Seguridad Ciudadana».

La nueva Ley también regula que solo pueden tener vigilantes las empresas de seguridad. Por último, se hizo una reglamentación más estricta de los servicios con arma (que antes eran todos) y el arma deja de ser asignada al vigilante, que la podía llevar a su domicilio y cuidaba personalmente de ella, para pasar a estar depositada en armeros de la empresa o de los servicios a los que estaba asignada, independientemente de quien realice allí la vigilancia.

En Junio de este año ha sido aprobado el proyecto de la nueva Ley de Seguridad Privada en España.

14 / 06 / 2013 MADRID MINISTERIO DEL INTERIOR

Han realizado observaciones 44 entidades representativas del sector de la seguridad privada, detectives privados, sindicatos, gremio de joyeros, así como la FEMP y la Generalitat de Cataluña además de los informes de la Agencia Española de Protección de Datos, la Comisión Nacional de la Competencia y el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

El nuevo texto legal define la seguridad privada como complementaria, subordinada, colaboradora y controlada por  la seguridad pública.

Las empresas de seguridad privada podrán realizar nuevos servicios a los que hasta ahora no podían acceder salvo encargos de investigación privada.

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el proyecto de Ley de Seguridad Privada que ha presentado el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que impulsará la coordinación y cooperación entre los sectores de seguridad pública y privada, abrirá la posibilidad de prestar nuevos servicios demandados por la sociedad y que no estaban recogidos en anterior normativa de 1992. Además, la nueva Ley combatirá el intrusismo que conllevará graves sanciones como el cierre de aquellas empresas que infrinjan la nueva regulación.   La seguridad privada en España ha experimentado un extraordinario desarrollo en los últimos años. Este sector está compuesto por 1.490 empresas, con una plantilla de 85.000 personas y una facturación de 3.215 millones de euros, según los últimos datos disponibles correspondientes a 2012.

COMPOSITE

Nuestro país es uno de los Estados miembros con más policías por habitante (516 agentes por cada 100.000 habitantes, frente a los 385 de media de la Unión Europea). Mientras, el número de los vigilantes privados se sitúa en 195 por cada 100.000 habitantes, 76 menos que la media de la Unión Europea.

Desde las empresas de seguridad privada se está poniendo mucho énfasis en la formación y especialización de los vigilantes de seguridad, sin embargo, siendo una figura imprescindible en tantos sectores de la sociedad, no se la acaba de valorar en su justa medida. ¿Por qué España está por debajo de la media de la Unión Europea?. Tanto las Administraciones como la Sociedad Civil deberían utilizar de manera más eficiente el potencial de estos profesionales y sus empresas. Sin duda, el impacto sería muy beneficioso para todos, no solo desde el punto de vista de tener una sociedad más segura, sino también, más rentable para el motor de la economía.

Este post ha sido inspirado por TEXTO: Metro123 (Moderador del foro de Seguridad Privada de Foropolicia.es).


Acerca de Ferran Ruiz

Hola amigos, soy Consultor de Seguridad, he sido Director de Desarrollo y Expansión de GRUPO EME, anteriormente Director General de Provinen Seguridad S.A., Asesor de Empresas en PIC GROUP S.A. y Director de Seguridad. He cursado estudios en la UOC, en la UAO y en Mutua Universal, Psicología, Dirección de Seguridad, Dirección y Administración de Empresas, Planificación Estratégica y Prevención de Riesgos. Mis pasiones, la Seguridad Integral, la Psicología, las TIC y la Gestión Empresarial. Después de 25 años de experiencia profesional, sigo aprendiendo, estudiando y desarrollando nuevas aplicaciones, en beneficio de la gestión empresarial y del crecimiento personal.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 ideas sobre “¿Quieres conocer la Historia del actual Vigilante de Seguridad?

  • antonio marquez segura

    Buenas tardes, llevo casi 28 años en este oficio,por lo que fui VJ, Es verdad que entonces perecia que la sociedad nos respeteba mas,el llevar un arma de fuego intimidaba al ciudadano de mal vivir , y no se si asustaba al resto,pero me daba la impresion de no estar bien visto,en ninguno de los casos. Hoy dia el desprecio de la sociedad es abrumador,la prensa no ayuda si no al contrario solo informa de las malas actuaciones, cuando a lo largo del año debe de haber cientos de ciudadanos que han recibido el auxilio y el buen hacer de esta profesion, dudo mucho que algun dia seamos del todo bien recibidos…lo dudo mucho. En otro orden de cosas,hace falta mas y mejor preparacion,asi como una buena criba del personal,los uniformes son algunos pateticos,la imagen en el buen vestir es fundamental y causa la primera impresion de seriedad o de risa,el uniforme ha de ser algo policial y no parecer una banda de musica,Y si hablamos del sueldo no habria suficiente espacio para describir la pobreza del mismo.

    • Juan

      Vamos a ver si nos enteramos ya, y nos quitamos la venda de los ojos. Al cliente le importa un pito el que un Vigilante de Seguridad tenga formación de seguridad o sea Superman. Lo que necesita y quiere en el 95% de los casos es una persona que tenga las neuronas suficientes para llamar al 112, así como para pulsar el botón de la barrera. Las demás aptitudes se las traen al pairo, sencillamente porque no le son abosolutamente necesarias. Y por estas tareas está dispuesto a pagar lo mínimo. Si hay clientes que tienen Vigilantes de Seguridad es por que les obliga la ley o les sale a cuenta por el tema del seguro. Es decir, el Vigilante de Seguridad no añade ningún valor que realmente necesite el cliente. De lo contrario, no habrían auxiliares de seguridad, conserjes, auxiliares de conserje, porteros, etc. Esta muy bien que el Vigilante de Seguridad haga un curso de 180 horas con contenido jurídico, etc. (que luego olvida), pero el cliente eso no lo paga porque sencillamente no le es absolutamente necesario.
      LLegados a este punto, para evitar que el Vigilante de Seguridad desaparezca, pienso que debería ser autónomo o que pudiera ser contratado por cuenta ajena por parte del cliente, como ocurre en paises más avanzados. En este caso Antonío, si que se haría una buena criba del sector, en el que solo quedarían los más preparados y los más integros, el cliente se ahorraría el margen de beneficio de las empresas de seguridad, y la sociedad nos miraría diferente a como lo hace ahora. De esta forma la figura del Vigilante de Seguridad tendría alguna oportunidad de sobrevivir…

  • security69

    Totalmente comparto opiniones con Juan.la profesion es practicamente imposible de dignificar a estas alturas ,los medios y algunos cuerpos de seguridad del estado ponen su grano de arena sumado al poco compañerismo y el miedo a la empresa y a los clientes, hacen que socialmente nos vean como parias.
    Solo tenemos que entlar en cualquier foro de seguridad privada . Los insultos , los comentarios despectivos por pequeñeses, juzgando al compañero cuando la realidad esque el sector esta asi porque nadie hemos hecho gran cosa por el.
    ser autonomos a nivel emocional no daria la posibilidad de no estar batallando con la empresa que nos mueve a su antojo y el cliente nos tendria que respetar pues aqui si que ya tendriamos voz y voto, y no ser el segurata que si no me gusta al momento me traen otro.
    Y sin decir del plano economico que saldriamos muy beneficiados. (Por cierto en los paises europeos el trabajo de vigilante esta considerado un trabajo digno y valorado, la imagen social de degradacion solo es aqui en españa y portugal)

  • javier

    Hola caballero me llamo javier y soy exvigilante de seguridad estoy haciendo un master prevención de riesgos laborales y el TFM lo voy hacer sobre la seguridad privada he ido a diferentes sitios y no me han recibido toda la información que poseo la saco en internet si usted pudiera ayudarme con artículos se lo agradecería he estado trabajando en segurisa, eulen y esabe mi correo es pintor_gonzalez@yahoo.es

  • Samuel Malavé

    Soy profesor de oficiales de seguridad. Mi meta es que al finalizar el curso sean identificados como “Profesionales de Seguridad” . Enfatizo durante el curso en los valores como respeto, confianza, tolerancia, lealtad, humildad, buena presencia y responsabilidad. Mi experiencia ha sido muy positiva y tengo la satisfacción que mis estudiantes luego de graduarse son contratados por Compañías privadas de seguridad. El alto prestigio del Colegio que ofrezco el curso contribuye además de manera significativa al alto grado de empleabilidad. El Colegio es la Academia Serrant en Ponce, Puerto Rico.