Cómo prevenir violaciones o atracos. Enlace a 36 Videos de DEFENSA PERSONAL.


Los siete componentes importantes de la Autoprotección. Prevención de Violaciones y Atracos.

Seguir consejos sobre prevención es entender los principios en los que se basan. Si entiendes los fundamentos serás capaz de improvisar estrategias de seguridad que sirvan a tus necesidades.

http://www.youtube.com/watch?v=JhBnWa5TkAE&feature=share&list=PLB6E0190E6C85C50C . Aquí tienes un enlace a 36 videos de defensa personal, revísalos tranquilamente y escoge 6 técnicas que se adecuen a tu estado físico, practícalas una y otra vez, hasta que salgan solas instintivamente, practica con un amigo/a, si no tienes la opción de acudir a un gimnasio a practicar bajo supervisión, ejercita poco a poco.

Toda situación violenta es precedida por incidentes que dan pistas. Saber cómo reconocerlos y responder a ellos es la esencia de una defensa personal efectiva. Sigue leyendo y aprenderás con ejemplos…

Componente 1. Psicología de supervivencia

La necesidad de sentirse a salvo y seguro está arraigada en todos nosotros. Muchos psicólogos consideran que el miedo a la violencia interpersonal es una “fobia universal humana”. El pensamiento de convertirse en víctima de un criminal o de una acto violento provoca ansiedad y estrés. El miedo sin cortapisas y una sensación de “no poder evitarlo”, pueden perjudicar a nuestra salud y la calidad de nuestras vidas.

Ser consciente de la seguridad no significa ser miedoso, paranoico o temeroso de salir de casa. Al contrario, el conocimiento e información sobre técnicas de prevención y tener algunas habilidades de defensa personal, construyen un sentimiento de control que es esencial para sentirnos más seguros.

La psicología de la supervivencia consta de tres amplias áreas:

1. Entender y controlar el MIEDO.

2. Motivarse para ser “RESPONSABLE” de tu seguridad personal a través del entrenamiento y el estudio de las tácticas de prevención.

3. Entender el impacto positivo que tiene en la AUTOESTIMA, la resistencia emocional, la respuesta en una situación complicada y el conocimiento de cómo se produce la selección de víctimas.

Reflexiona sobre esto: Si controlas tus emociones, incrementas tu inteligencia emocional, te sientes más seguro de ti mismo y aprendes a reaccionar positivamente. Generas más autoconfianza.

Componente 2. Inteligencia de supervivencia

El arma más poderosa de que dispones es tu cerebro. Entender la dinámica de las confrontaciones puede tener una gran importancia en tu capacidad para reconocer, evitar o responder efectivamente a la violencia.

La inteligencia de supervivencia es el cultivo del conocimiento, la intuición, la observación del medio y la evaluación de capacidades. Toda situación violenta es precedida por incidentes que dan pistas. Saber cómo reconocerlos y responder a ellos es la esencia de una defensa personal efectiva. Sigue leyendo y aprenderás con ejemplos…

Componente 3. Entender la selección de víctimas

Un grupo de psicólogos, hicieron visionar una cinta a presos penitenciarios condenados por crímenes violentos. La cinta mostraba varias personas en sus actividades diarias. Los presos tenían que indicar a qué personas de la cinta seleccionarían ellos como víctimas.
Los investigadores se sorprendieron de la consistencia de las elecciones. Un análisis de los resultados identificó rasgos únicos comunes en todos aquellos que fueron seleccionados como víctimas y en los que fueron obviados. Esto les facilitó crear un perfil y un patrón de comportamiento.

No todo el mundo se convertirá en una víctima de un crimen violento. De hecho, por cada víctima, hay docenas de personas más que son evaluadas y no atacadas. Al saber que lo primero es el proceso de selección, y al entender los criterios de un “objetivo deseable”, tú puedes influir en el mismo.

Las personas que practican artes marciales raramente son enfrentadas. Lo curioso es que su consciencia del medio y sus habilidades (movimiento, posición, etc.) proyectan señales inconscientes a los depredadores de que no son un blanco fácil. Los predadores buscan en otro lado.

Componente 4. Reconocer comportamientos predatorios

No hay unas características físicas que diferencien a las personas que atacan de las que no. Normalmente sus rasgos son iguales a cualquier otra persona. Sin embargo, su comportamiento es otra cosa. La mayor parte de la comunicación es no verbal. Transmitimos mucho de lo que pretendemos en la forma de comunicarnos y comportarnos.

Hay esencialmente dos tipos de “depredadores” de los que hay que estar prevenidos. El depredador, que sale deliberadamente a localizar, seleccionar y atacar una víctima conveniente, y la bomba de tiempo andante. El segundo es inestable emocionalmente y tiende a tener explosiones violentas. Al contrario que el depredador, que es más metódico en su acercamiento, la bomba de tiempo estallará con cualquiera que se encuentre en su camino.

Al entender los métodos de selección y ataque predatorios, serás capaz de reconocerlos y evitarlos. Esto conlleva aprender a detectar y reconocer los indicios que identifican a un asaltante potencial antes de que el proceso de selección se haya completado.

Componente 5. Teoría de la opción de respuesta

Sería un error decir que hay una única solución a TODAS las situaciones amenazantes. Hay, de hecho, un rango de respuestas disponibles. La situación y las circunstancias dictarán cuál de ellas es la más apropiada.

Al aprender un sistema de responder, debes considerar también las consecuencias legales de tus acciones. Todos tenemos el derecho legal a defendernos. Sin embargo, ¿en qué punto se convierte la respuesta en excesiva? ¿Cómo sabemos cuanta fuerza usar para defendernos? Cualquier programa de defensa personal debe tratar el tema del derecho legal a la defensa, como responder apropiadamente y como justificar tus acciones.

Hay cinco categorías de respuestas relevantes en situaciones de enfrentamiento. Son:

– Acatamiento
– Escapar
– Disminución de la intensidad
– Firmeza
– Pelear

Cual es la más apropiada depende de las circunstancias y la naturaleza de la confrontación. Debes poseer habilidades en cada categoría de respuesta, así como conocimientos acerca de cuándo debe aplicarse cada una.

Componente 6: Prevenir siempre que sea posible

Los consejos sobre prevención son pasos simples y precauciones que debes tomar en cuenta para reducir la posibilidad de convertirte en víctima de un crimen. De todas formas, estas listas pueden enumerar cientos de cosas a hacer o a evitar. No es probable que las recuerdes todas. Tampoco lo necesitas. Si entiendes los principios que operan tras ellos, podrás improvisar tácticas de seguridad en el momento. Armada de este conocimiento y tu sentido común, puedes incorporar aquellas precauciones con las que te sientas cómoda y que concuerden con tu estilo de vida.

¿Por dónde comenzar?

Una aproximación más práctica para incorporar los consejos sobre prevención es entender los principios en los que se basan. Si entiendes los fundamentos serás capaz de improvisar estrategias de seguridad que sirvan a tus necesidades.

Todos somos diferentes y tenemos diferentes preocupaciones y necesidades. El grado en el cual incorporas los consejos de seguridad depende de tus circunstancias, el ambiente en el que te mueves, el riesgo potencial e incluso tu personalidad.

A continuación, te facilito las cinco categorías de estrategias de prevención. Entonces será cuando te de las ideas específicas para ayudarte a entender cómo se aplican los fundamentos. No te preocupes con memorizarlas. Intenta entender cómo funcionan. Decide si el consejo tiene sentido y si te es útil.

Estrategias de prevención:

1. Detección

Los delincuentes no quieren que les cojan. Incrementando tu visibilidad ante testigos o llamando la atención sobre un asaltante es menos probable que se inicie una confrontación. Las estrategias para tener conciencia del medio y los dispositivos de detección personales entran en esta categoría.

2. Intrusión

Un delincuente no puede asaltarte si antes no llega físicamente a ti. Estas tácticas conllevan asegurar tu medio para evitar el acceso del asaltante. Mantener a personas indeseadas fuera de tu hogar y vehículo, o interponer una barrera entre tú y tú atacante son ejemplos de este principio.

3. Aislamiento

Lo más probable es que un delincuente te ataque cuando estás sola. El 96 % de los violadores comprueban que su supuesta víctima está sola antes de atacar. Cuanto más probable sea que el asalto se vea interrumpido o sea visto, menos probable es que se inicie. Recuerda esta circunstancia y ten siempre prevista una forma de llamar la atención de alguien o como pedir ayuda.

4. Respuesta

Responder para evitar un ataque es mucho mejor a reaccionar ante él una vez se ha iniciado. Las habilidades de respuesta comienzan por prestar atención a lo que te rodea y ser capaz de detectar y reconocer cuando estás siendo evaluada como potencial víctima. Esta estrategia se centra en localizar e identificar peligros potenciales y responder de manera tal que desbarate las situaciones volátiles. Pon en marcha tu instinto y sensaciones para adelantarte a un ataque en potencia.

5. Reacción

La reacción implica la toma inmediata de acciones físicas una vez has confirmado que estás siendo atacada. Cuanto más sabes sobre lo que tienes que hacer para evitar un ataque físico, y la antelación con que planees esas acciones, más probable es que tengas éxito al defenderte y ponerte a resguardo.

Tácticas de prevención:

Las tácticas de prevención se basan en una o más de las estrategias ya citadas. Estas tácticas se organizan según la situación y el medio. Tienes que identificar los principios subyacentes en los que se basa cada una y considerar con cuales estarás más cómoda al incorporarlas a tu vida. Te repito que no se trata de obsesionarte o sentirte perseguida por todo el mundo, simplemente se trata de sentirte más segura y tranquila al saber dónde y cuándo puede darse una situación comprometida.
A continuación te enumero una serie de tácticas para esas situaciones en las que te encuentras en una situación incontrolada, como por ejemplo cuando vas o vienes de casa, del trabajo, sales de fiesta, etc. Aunque es preferible evitar áreas de riesgo, esto no es siempre posible. Por lo tanto, toma nota…

– Evita los lugares aislados con pocas personas. Si estás sola es más probable que seas objeto de un asalto.

– La hora del día es un factor importante. A altas horas de la noche hay menos tráfico y un asaltante tiene menos posibilidades de que le cojan o le vean. Un lugar que puede ser seguro de día puede ser todo lo contrario de noche.

– Cuando estés en la calle, asegúrate de que ejercitas tu capacidad de observación. Se consciente de lo que te rodea. Mira sobre tu hombro de vez en cuando y evita sitios aislados y escondrijos potenciales.

– Cuando camines, hazlo por calles bien iluminadas y con mucho tráfico o gente. Si no hay acera, considera el caminar por el lado izquierdo de la carretera, dando la cara al tráfico. Esto dificultará que un coche te siga sin ser detectado.

– En la ciudad, camina por el lado de lado de la acera que da al asfalto. Hará más complicado que alguien que se esconda tras una esquina o en un portal te agarre antes de que puedas reaccionar.

– Si no te queda más remedio que pasar por una calle o zona solitaria, utiliza el teléfono móvil, llama a alguien de confianza y dile por donde vas, mantén la conversación hasta que salgas de esa zona. Si detectas algún grupo o persona en este camino y no puedes evitar pasar cerca, utiliza términos por el teléfono como: “vosotros también, vale ahora nos cruzamos, si estoy a 100 metros, si me veis, etc., se imaginativa y creíble”.

– No hagas auto-stop ni recojas en tu coche a desconocidos.

– Por la noche, evita las paradas solitarias de autobuses. Si el autobús no está muy lleno, procura sentarte cerca del conductor.

– No pasees por descampados ni calles solitarias, sobre todo de noche, ni sola ni acompañada. Procura no caminar por lugares poco alumbrados.

– Evita permanecer de noche en un vehículo estacionado en descampados, parques, extrarradios, etc.

– Echa las cortinas de tu casa al anochecer para evitar miradas indiscretas. Ten encendidas las luces de dos o más habitaciones para aparentar la presencia de dos o más personas en el domicilio.

– Evita entrar en el ascensor cuando esté ocupado por un extraño, especialmente en grandes edificios de apartamentos. De cualquier modo, sitúate lo más cerca posible del pulsador de alarma.

– Si crees que te están siguiendo y tus sospechas se confirman, cruza súbitamente la calle, grita y corre a un lugar público. Considera también el colocar un obstáculo entre tú y tú perseguidor.

– Si vas a pasear, correr o a la parada del transporte público, intenta ir con un amigo. Cuando vayas a correr no lleves auriculares. Reduce la capacidad de detectar a un atacante que se acerque por detrás.

– Evita pasear sola y de noche, cuando estés enfadada, o cuando hayas bebido, pues tus niveles de conciencia serán bajos.

– Conoce el área y las rutas de escape. Familiarízate con las tiendas, gasolineras y otros lugares que estén abiertos a la hora en que viajes. Si no conoces la zona, evita los atajos, puedes acabar en un callejón sin salida o aislado.

– Apréndete el horario del autobús para no tener que esperar más de la cuenta.

– Si sabes que te están siguiendo, date media vuelta y mira al perseguidor. Proyecta una actitud asertiva, toma nota de su descripción y características físicas. Si lo puedes evitar, no vayas directamente a tu casa. El perseguidor sabría entonces dónde vives y podría intentarlo en otro momento. Entra en un local público y llama a la policía.

– Ten las llaves a mano al acercarte al portal o al coche, e incluso al dar un paseo. Si ves un asaltante potencial, puedes entrar sin demora en el portal o coche. Las llaves pueden ser además un arma de defensa personal efectiva, que sería inútil en el fondo del bolso o bolsillo. Otra arma puede ser un bolígrafo.

– Si ves a una persona o grupo de gente sospechoso, rodéalo o cruza la calle.

– Ten en cuenta tu ropa y calzado por sus posibilidades de defensa y escape.

– Si llevas bolso, apriétalo firmemente bajo la axila o llévalo cruzado en bandolera. Si alguien te da un tirón, déjalo ir. Lo que lleves dentro no merece los daños que puedas sufrir.

– Intenta aparcar el coche en un aparcamiento vigilado o en una zona bien iluminada y animada. Si es un aparcamiento subterráneo, aparca lo más cerca posible de las salidas peatonales.

– Cierra las puertas del coche, tanto si estás dentro como no. Si vas por un área urbana, lleva las ventanas subidas.

– Si llevas varios paquetes o bolsas, cierra primero el coche y organízalos después en una zona segura.

– Cuando acompañes a una amiga, espera hasta que esté dentro del portal o del coche antes de irte. Pide a tus amigos que hagan lo mismo.

– Lleva siempre algo de dinero de “emergencia” para el autobús, taxi, una llamada, etc. En un bolsillo determinado.

Componente 7. Métodos de entrenamiento

Hoy en día, podemos encontrar prácticamente en cualquier pueblo o ciudad un gimnasio donde contratar un pequeño curso de defensa personal por poco dinero. Créeme, es una inversión para toda la vida.

La auténtica preparación resulta de la combinación de tu condición física, habilidades y actitudes. Las habilidades de defensa personal efectivas son el resultado de incorporar gradual y coherentemente hábitos de seguridad en tu vida diaria. Para aquellos deciden apuntarse a una clase de defensa personal, recordar que sin revisión y práctica, el 70% de lo que aprendas será olvidado.

Hay muchos aspectos positivos en la práctica de la defensa personal. Sirve para mejorar la forma física, liberar estrés y crear hábitos más seguros que reduzcan el potencial de ser abordada o atacada.

A pesar de todo lo dicho, si eres víctima de un atraco, recuerda…

Jamás actúes con el factor sorpresa en tu contra. Manifiesta tu deseo de cooperar; ninguna posesión material aun teniendo un alto valor sentimental, tiene el valor de tu vida o la de los tuyos; no discutas y entréguelas. No mientas si te preguntan algo que posteriormente puedan verificar. Ten en mente algo muy importante, el criminal está acostumbrado a la violencia, tu no.

OTROS CONSEJOS…

Siempre que utilices los servicios de un cajero automático bancario, hazlo de prisa, evita consultar tu saldo para luego hacer un retiro de efectivo. Evita hacer estas operaciones de noche o en sitios aislados si no estás acompañada.

  • Al salir de un banco o cajero automático nunca subas al primer taxi que veas.
  • No tomes taxis con los vidrios polarizados, placas borrosas o sin placas.
  • Antes de subir a un taxi verifica que las manijas interiores y pestillos se encuentren en buen estado. (Podrían estar manipulados para que una vez dentro no puedas salir)
  • Mantente atenta y vigilante a todo lo que sucede a tu alrededor; así podrás captar las señales de peligro y tener la oportunidad de huir del sitio y evitarte problemas. Recuerda que la mejor manera de ganar una pelea es no tenerla.

Tres de cada diez peatones muertos en el último año en España estaban hablando con el móvil o iban escuchando música en reproductores de MP3, según datos de la Federación Española para la Seguridad Vial y la DGT. En total, se trata de 200 peatones tecnológicos fallecidos cada año, se muy prudente al utilizar estas tecnologías.

Si interiorizas todas estas pautas, las seguirás fácilmente, por rutina, casi de forma inconsciente y puede que algún día te saquen de un aprieto. Comparte este artículo y dime si te ha gustado.


Acerca de Ferran Ruiz

Hola amigos, soy Consultor de Seguridad, he sido Director de Desarrollo y Expansión de GRUPO EME, anteriormente Director General de Provinen Seguridad S.A., Asesor de Empresas en PIC GROUP S.A. y Director de Seguridad. He cursado estudios en la UOC, en la UAO y en Mutua Universal, Psicología, Dirección de Seguridad, Dirección y Administración de Empresas, Planificación Estratégica y Prevención de Riesgos. Mis pasiones, la Seguridad Integral, la Psicología, las TIC y la Gestión Empresarial. Después de 25 años de experiencia profesional, sigo aprendiendo, estudiando y desarrollando nuevas aplicaciones, en beneficio de la gestión empresarial y del crecimiento personal.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *